¿Qué alimentos no debo dar a mi mascota?

¿Qué alimentos no debo dar a mi mascota?

¡Muy buenas amig@s!

Bueno, ya sabemos que no todo lo que comemos nosotros les sienta bien a nuestras mascotas, y hoy vamos a hablar un poquito de algunos de los alimentos que NO debemos dar a nuestros compis de 4 patas, ya sea porque es tóxico para ellos, o porque su organismo no lo tolera como nosotros debido a que el sistema digestivo de los perros y de los gatos es diferente al nuestro, en especial, porque tienen un intestino más corto, muchos de los nutrientes, vitaminas o azúcares no pueden ser metabolizados con rapidez, por lo que terminan acumulándose en el cuerpo.

¡Vamos a comentar algunos de estos alimentos!:

  • Chocolate: Este alimento llega a ser venenoso para los perros y los gatos, debido a un componente llamado «teobromina». Este componente nosotros los humanos, por lo general, lo metabolizamos sin problema, pero ellos lo hacen mucho más lentamente, y esto provoca que se acumulen en el organismo llegando a alcanzar niveles tóxicos. Hay que tener también en cuenta el tamaño del perro, ya que no es lo mismo (en el caso del perro) que un mastín de 50 kg se coma un bombón, a que un chihuahua de 2 kg se coma un bombón. Cuanto más grande el animal, más grande debe ser la cantidad de chocolate ingerido para que le produzca toxicidad, así que si por accidente esto ocurriera, tenedlo en cuenta. Pero en cualquier caso, es un alimento que no debemos dar nunca.

Chocolate(bgFFF)

  • Uvas: Las uvas y pasas pueden llegar a ser muy tóxicas para ellos causándoles una insuficiencia renal aguda en muchos casos. Los compuestos químicos que causan este envenenamiento son todavía desconocidos. La vida del animal corre peligro mortal. Aunque haya comido uvas sin padecer ningún problema, no te arriesgues a darle nuevamente ya que ningúno es inmune a las toxinas de esta fruta.

grapes-1545577_960_720  raisin-1740212_960_720

 

  • Nueces de macadamia: Los frutos secos no son saludables para estos animales por su alto contenido de fósforo, ya que puede producir cálculos en la vejiga. Comer incluso unas pocas nueces de macadamia puede ser perjudicial, dando lugar a sintomatología digestiva principalmente aun siendo poca cantidad.

macadamia-nuts-1098170_960_720

  • Azúcar: El Azúcar y los dulces pueden ser perjudiciales para nuestra salud y para la de nuestros bichines. Un perro o gato, en estado salvaje, nunca comería dulces. Siempre es mejor elegir alternativas libres de azúcar para nuestros amigos. El caramelo que se vende sin azúcar, contiene xilitol, sin embargo, que puede causar daño en el hígado, con graves consecuencias, con lo cual hay que evitar este tipo de alimentos. El azúcar como tal no es un alimento, pero así os podéis hacer una idea de lo poco saludable que es darle a vuestro perro un alimento con alto contenido en azúcar. No tienen muchas de las enzimas que a los humanos nos ayudan a procesar alimentos como las grasas o la glucosa.

sugar-cube-258116_960_720

  • Cebolla:  La cebolla contiene «tiosulfato», que puede causar que los perros desarrollen anemia. La cebolla puede deteriorar los glóbulos de la sangre, que puede dejar a los animales muy débiles. Si se consume una gran cantidad, el animal podría necesitar hasta una transfusión de sangre. Hablamos de cebolla en grandes cantidades o en su dieta habitual.
    onion-657497_960_720
  • Cafeína: Es difícil creer que alguien le daría café a su mascota, pero si sucede, sabemos que la cafeína puede matar al animal. El café contiene un estimulante llamado «xantina metilada». Esta sustancia ataca el sistema nervioso pudiendo provocar en grandes cantidades la muerte del animal.

coffee-beans-2318307_960_720

 

  • Aguacate: Una sustancia tóxica llamada «Persina» la podemos encontrar en los aguacates. Los efectos causados por esta toxina pueden variar. Los animales pueden tener problemas gastrointestinales, dificultad respiratoria y moco en el pecho. Otro problema puede ser el hueso, ya que por su forma puede ser fácilmente tragado por un perro. Aunque a muchos  pueda no afectarles de forma grave, si que pueden ocasionarles malestares estomacales.

    avocado-356122_960_720

 

  • Alcohol: Si ya era raro pensar que alguien podía darle café a su animal, más aun lo es pensar que puedan darle alcohol, pero también ocurre. No  son alimentos pero son cosas que ingerimos los humanos y, por desconocimiento o por despiste, nuestras mascotas pueden ingerir también.  Otro ejemplo podría ser una caja de bombones con licor que ingieran indebidamente por partida doble (alcohol y chocolate). La ingesta de alcohol puede afectarle de la misma forma que afecta a los humanos, sólo que mucho más intensamente. Puede dañarle su sistema nervioso, y puede incluso causarle la muerte en grandes ingestas. Por ejemplo en el caso concreto de la cerveza, tanto el «etanol» como el «lúpulo» son dañinos para el estómago de nuestro compañero.

beer-2275838_960_720

  • Lácteos: Los perros y los gatos, como los humanos, pueden tener intolerancia a la lactosa, podríamos decir que la mayoría de ellos son intolerantes a la lactosa. Además la grasa de la leche de vaca puede causar diarrea en los animales. En la edad adulta no necesitan la leche en su dieta. No tienen la enzima encargada de digerir la lactosa. El consumo de leche puede causar problemas gastrointestinales. Aunque no letal, la leche puede contribuir a enfermedades futuras. milk-1385548_960_720
  • Semillas de frutas: Muchas frutas contienen semillas que nuestras mascotas no deben ingerir ya que tienen problemas para digerirlas y sufrir problemas digestivos.

pumpkin-seeds-1323854_960_720

  • Xilitol: El xilitol es un endulzante derivado del alcohol que se está volviendo un ingrediente cada vez más común en chicles «sin azúcar», algunas golosinas, pasta de dientes y en muchos de los dulces que son sin azúcar. Y la mayoría de los dueños no conocen el grave peligro que representa. Aunque el xilitol es seguro para los humanos, el efecto del endulzante varía según la especie. En personas y otras especies, el xilitol causa muy poca o nada de liberación de insulina. Sin embargo, tiene el efecto contrario en perros. Su efecto en los gatos es desconocido. Los humanos absorben el xilitol lentamente, sin embargo, en el caso de los perros, el xilitol se absorbe rápidamente. Tan sólo una pequeña cantidad de xilitol puede causar un peligroso aumento de insulina y una rápida caída de los niveles de azúcar en la sangre.

candy-286664_960_720

  • Huesos: Los huesos son, a menudo, un problema cuando se trata de huesos de pollo, por ejemplo, que se astillan y se hacen cachitos pequeños, ya que pueden hacerle mucho daño al animal en su organismo, haciéndoles heridas internas, desgarros… Y en el caso de los huesos grandes pueden provocar obstrucciones intestinales. Lo mejor es darles otro tipo de huesos adecuados para ellos, como los que venden exclusivamente para uso animal y que puedan mordisquear y comer sin riesgos.

t-bone-gristle-1238761_960_720

 

Creo que hemos comentado ya suficiente para tener algunas nociones básicas y saber por donde empezar.

Como ya sabemos, es difícil poner absolutamente todos porque siempre hay algún componente, ingrediente, sustancia, etc, que ellos no puedan ingerir, pero está bien poner algunos como estos para tener cierta idea y antes de dar algo nuevo, informarse bien de que realmente pueden comerlo. Siempre, ante cualquier duda, preguntar a vuestro veterinario.

Y ya sabéis…

¡No os dejéis tentar por esos ojos tristes y tiernos que ponen cuando os ven con comida!

¡Hasta la próxima!

¡Sígueme y comparte si te ha gustado!

Sobre el autor

Maria author

¡Los comentarios están cerrados!