Archivo de la etiqueta: Vacunas

Tipos de vacunación

¡Hola de nuevo!

Ya que hemos mencionado en artículos anteriores algunas de las enfermedades víricas que pueden tener nuestros amigos de 4 patas, hoy hablaremos de las vacunas que se deben poner a cada uno de ellos.

Las vacunas son un tratamiento preventivo de las enfermedades, consistente en inocular virus atenuados o inactivados en el organismo del animal, para que este produzca anticuerpos de defensa ante dicho virus. Se genera así cierta memoria inmunitaria en el cuerpo frente a determinadas enfermedades.

Para los perros solo hay una vacuna obligatoria, que es la de la rabia. Esta vacuna es obligatoria ponerla una vez al año, al menos en madrid, y como máximo a los 3 meses de edad, ya que si no la tiene después de esta edad puede ser multado por la policía al ser ilegal.

En nuestro país es posible la existencia de rabia por la proximidad que tenemos con otros lugares como son Ceuta y Melilla donde si se han encontrado casos de animales exportados de allí con esta enfermedad. Y también se puede encontrar en animales salvajes no controlados, pero no se puede hacer un estudio completo de toda la población de estos animales,  por lo que para una mayor prevención de esta enfermedad y por precaución, han implantado esta vacuna como obligatoria.

harzer-fox-1444015_960_720

Hay muchos protocolos diferentes de vacunación y cada veterinario utiliza el que mejor considera, pero normalmente lo básico es que cuando el animal tiene 6 semanas de edad, se procede a poner la primera vacuna llamada «puppy» que protege frente a Parvovirus, Coronavirus y Moquillo. Cuándo el animal es un poco mas mayor y han pasado 2-3 semanas desde la primera vacuna (8-9 semanas de edad), procederiamos a poner una primera dosis de vacuna «heptavalente» también llamada «polivalente» al tener varias, y protege frente a Moquillo, Hepatitis, Leptospira canicola, Leptospira icterohemorrágica, Parvovirus, Parainfluenza (tos de las perreras) y Adenovirus tipo 1. Al pasar otras 3-4 semanas de esta última vacuna, procedemos a poner la última vacuna del año (sin contar la rabia que se pondría unas semanas más después de ésta) con una segunda dosis de la vacuna «heptavalente» como refuerzo para el sistema inmunitario ya que el cachorro ya no tiene las defensas que la madre le podía proporcionar a través de la leche materna, siendo este el punto clave para que el cachorro ya pueda disfrutar de sus paseos por la calle sin mayor precaución porque contraiga enfermedades ya que está protegido. Antes de tener todas estas vacunas, puede salir a la calle a la calle pero las precauciones correspondientes q son, evitar el contacto con perros sin vacunar, con excrementos y orines. Ya que la etapa de socialización de un cachorro es hasta los 3 meses de edad, y sino le dejamos socializar, después pueden volverse animales con mas miedos hacia la gente, los ruidos y otros animales.

No es recomendable bañar al animal para evitar posibles resfriados o problemas ya que no está protegido en su totalidad y tiene las defensas bajas (las vacunas les pueden bajar las defensas). Estas vacunas son recomendables ponerlas una vez al año, una dosis los siguientes años después de las primeras al ser cachorros.

Cuando el animal pasa de los 2 meses de edad sin ninguna vacuna, se procederá directamente a poner las vacunas «heptavalentes» y suprimir la vacuna «puppy».

dog-1225586_960_720

Después tenemos otra vacuna que protege frente a la «traqueobronquitis (tos de las perreras)«. Esta vacuna se suele poner cuando el animal va a estar en un lugar compartido con mas perros, como puede ser una guarderia canina, un hotel para perros, una residencia canina, etc… Ya que como dijimos en el anterior artículo, es parecido a una gripe de humanos y es muy fácil y rápido el contagio entre ellos. También se puede poner intranasal, no solo pinchada.

Otra vacuna que algunos dueños también suelen querer poner a sus perros es la vacuna contra la «leishmania». La leishmania es una enfermedad producida por un flebotomo (un tipo de mosquito) que al picarles, les transmite esta enfermedad causándoles muchos problemas importantes. Pero ya os contaré más en el siguiente artículo que escribiré sobre enfermedades parasitarias. Esta vacuna hasta ahora no tenía muy buenos resultados, ya que solía dar muchas alergias y reacciones entre los perros y había que poner varias dosis la primera vez, junto con el hecho de que tampoco era muy efectiva. Ahora parecen haber sacado una vacuna nueva que funciona mejor y no da tantos problemas y que parece que protege mas frente a esta enfermedad. Se llama «Letifend«.

animal-622536_960_720

 

En el caso de los gatos, tienen otro tipo de vacunas de acuerdo a sus respectivas enfermedades de las que también hablamos en el anterior artículo.

Los gatitos a partir de los dos meses de edad, se recomienda hacer primero un test de leucemia e inmunodeficiencia llamado test «FeLV-FIV», que sirve para descartar que tenga alguna de esas enfermedades antes de vacunar. Se hace a partir de esa edad para evitar falsos positivos por los anticuerpos que la madre pueda dejar en el cachorro a través de la leche materna.

Una vez realizado este test y haya salido negativo, podemos proceder a vacunar. La primera vacuna se puede poner a partir de ese momento en el que sepamos el resultado del test, y será la primera vacuna «trivalente felina» la que pondremos, que protege frente a la panleucopenia felina, la calicivirosis felina y la rinotraqueitis vírica felina. A las 3-4 semanas de esta vacuna (3 meses aproximadamente del animal) pondremos la segunda dosis de «trivalente felina», Siendo esta un refuerzo, y a partir de aquí, la pondríamos una vez al año. En caso de que tu gatito tenga acceso al exterior, deberás sustituir la vacuna trivalente por una vacuna «tetravalente» más completa, que también incluye protección contra la leucemia felina. El refuerzo de esta vacuna sería como en el caso anterior, una dosis recordatorio 4 semanas más tarde. Y como en el caso del perro, entre los 3 y los 6 meses de edad ya se puede vacunar a los gatitos contra la rabia, aunque no sea obligatoria para los gatos, pero si viajas al extranjero te obligarán a ponerla, porque en según que países es obligatoria.

cat-2119813_960_720

Aprovechando la tesitura, cabe mencionar que el microchip es obligatorio en ambos animales y que la vacuna de la rabia es ilegal ponerla si el animal no tiene el chip antes.

También tenemos la vacuna contra la inmunodeficiencia felina (FIV virus de Inmunodeficiencia Felina)
Se trata de una enfermedad similar al VIH humano como ya comentabamos, aunque no se transmite de gatos a humanos, ya que cada virus es específico para una especie. Existe una vacuna para esta enfermedad,  pero algunos expertos consideran que su eficacia es discutible y no la recomiendan.

Luego existe la vacuna contra la Bordetella en gatos. Esta vacuna que se aplica por vía nasal, combate una enfermedad infecciosa en el aparato respiratorio. No obstante puede provocar una pequeña infección en el tracto respiratorio tras la aplicación, y en algunos animales puede causar daño al hígado. Es una vacuna controvertida.

La vacuna contra el PIF en gatos (Peritonitis infecciosa felina) se administra por vía intranasal, ha arrojado resultados variados en distintos estudios que analizaban su eficacia, y por esos resultados dudosos, muchos profesionales desaconsejan esta vacuna, ya que sabemos ademas que es una enfermedad sin cura y mortal, aunque no lo tengan un alto porcentaje de gatos caseros, pero en gatos callejeros aumenta el número.

descarga

Y con esta información os dejo, por el momento. Ante cualquier duda siempre preguntad a vuestro veterinario y… ¡Mantened la cartilla de vacunación y desparasitación al día!

Recordaros que si os surgen dudas, preguntas o comentarios podéis dejarme comentarios en la parte inferior del artículo.

¡Hasta la próxima!

 

En ningún caso se debe vacunar a un animal si muestra signos de alguna enfermedad.